17 de septiembre de 2015

Rollitos de canela

O como es más conocido en sus origenes, Estados Unidos, "Cinnamon rolls".
Éste dulce se invento en la década de 1920, una vez terminada la Primera Guerra Mundial, empezaron a aparecer en diferentes pastelerías nuevos tipos de panes dulces, entre los que se encontraba los ahora archi-conocidos rollos de canela.
Desde hace mucho tiempo soy seguidora de Alma´s Cupcakes. 
Empecé por mi madre y su obsesión con tener los domingos la tv en el canal dónde echan su programa, después llego hacerme fan de su blog para no perderme ninguna receta, seguirla en todas sus redes sociales, y después fué cuando descubrí su tienda online... Y llegó la perdición, jejeje
Por eso, tenía la espinita de hacer su receta de Rollos de canela, ya que cuando la vi en tv mis babas llegaban hasta el suelo.
Además, son de los únicos que he visto con una elaboración tan sencilla, y con los ingredientes justos. Nada de especias excesivas para la primera vez que la hacía.
Es un postre estupendo, para el desayuno, merienda o para cualquier momento... Por que en cuanto pruebas un mordisquito, no puedes parar, se vuelven una obsesión.
Hay distintas formas de hacerlos, los simples como os digo son éstos... Después están los que llevan en su interior algún fruto seco, o las que varían su forma de hacer el glaseado final. Seguro que todos ellos buenísimos.
¡Espero que os guste!






(17 rollos)
INGREDIENTES:


Para la masa:

- 162.5 g de harina
- 2 g de levadura de panadero
- 62.5 ml de leche
- 18.75 g de mantequilla
-18.75 g de azúcar
- 1/4 cdita de sal
- 1 Huevo


Para el relleno:

- 37.5 g de azúcar moreno
- 30 g de mantequilla
- 2 cdas de canela molida
- Nata líquida


Para el glaseado:

- 25 g de azúcar glass
- 1 cda de agua
- Unas gotas de extracto de vainilla



PREPARACIÓN:


Para la masa:

En un cazo al fuego ponemos la leche y la mantequilla, junto con el azúcar y la sal. 
A fuego medio, dejamos que se disuelvan todos los ingredientes, hasta que la mantequilla esté completamente derretida.

En un bol, ponemos la mitad de la cantidad de la harina con la levadura.
Agregamos el huevo.

Mezclamos todo, agregando poco a poco la mezcla de la leche.

Si disponemos de un robot de cocina, lo hacemos allí, si no, con ayuda de una pala de madera.
(Ésta es una de esas recetas que quedan guardadas por meses en borradores... La hice cuando aún no me había autoregalado el robot)

Cuando la masa sea una mezcla homogénea, agregamos poco a poco el resto de la harina.

Mezclamos durante unos minutos.

Y después boleamos la masa sobre la mesa enharinada hasta que consigamos una masa no pegajosa y elástica.

Después la pasamos a un bol grande previamente engrasado.

Envolvemos el bol con papel film, y con un trapo de cocina por encima, y dejamos fermentar durante aproximadamente dos horas en un lugar sin corrientes.



Para el relleno:

Disponemos e azúcar, la mantequilla y la canela molida en un bol.

Mezclamos con la mano hasta formar una masa quebradiza.




Una vez pasado el tiempo, en la mesa enharinada trabajamos la masa con las manos hasta que pierda todo el aire de la fermentación.
Dejamos reposar 10 minutos.

Después, con ayuda de un rodillo enharinado, estiramos la masa hasta obtener un cuadrado de 30 x 30 cm (más o menos).

Extendemos una pequeña cantidad de nata líquida por toda la masa.
Ésto hará que el relleno pegue mucho mejor, y que los extremos sellen.

Echamos el relleno por encima, y con ayuda de una cuchara, extendemos.

Con ayuda de una espátula, levantamos un extremo y lo enrollamos sobre sí mismo hasta acabar con toda la masa.

Con un cuchillo de sierra, para que se nos haga más fácil y no se desmorone, cortamos el rollo en rodajas, haciéndolas de como mínimo 3 cm de grosor.

Así hasta que acabemos con el rollo, y tengamos los rollitos.

Engrasamos con mantequilla una fuente apta para horno, en la que vayamos a hacer los rollitos de canela.

Disponemos los rollos colocados en ella.
Dejamos reposar durante 1 hora.


Para el glaseado:

En un bol, tamizamos el azúcar glass.
Le agregamos el extracto de vainilla. Ésto, como siempre digo es a gusto del consumidor.

Agregamos el agua y con ayuda de una cucharilla mezclamos  hasta que no haya ningún grumo.



Horneamos los rollitos de canela en el horno previamente calentado a 190ºC durante 30 minutos.

Al salir del horno, la pintaza que tienen nuestros rollitos es ésta. Cómo veis han triplicado su tamaño.
Dejamos templar.

Cuando hayan templado, y podamos manejar la fuente, con la ayuda de un pincel de cocina, extendemos sobre los rollitos nuestra glasa.

Lo hacemos por todos y cada uno de ellos.
Éste es el resultado final de nuestros rollitos de canela.

Desde luego, han superado con creces mis expectativas. Pensé que iban a estar buenos, pero... ¡Nada más lejos de la realidad! Son increíblemente adictivos.

Espero que probéis a hacerlos.
¡Qué aproveche!

12 comentarios:

  1. En casa no duran un asalto, y eso me recuerda que ahora hace mucho que no los hago. Lo tengo que tener en cuenta para un día de estos desayunar.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los mios también duraron un asalto, me gustaron demasiado Belén... Y eso no se si es bueno o malo! jajaja
      Un besote

      Eliminar
  2. Uffff,acabo de leer la receta y me perdi.Me invitas tu?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mar, pues vuelve a leerla, que son súper fáciles...
      Pero bueno, si no me queda más remedio... Para la próxima vez que vengáis! Lo malo es que Lauri odia la canela! :(
      Millones de besos

      Eliminar
  3. No es que me gusten ¡es que me vuelven loca! Los hice el año pasado y triunfaron, así que estoy deseando repetir variando el relleno (aunque reconozco que nos encantó) para volver a disfrutar de ellos

    A tí te han quedado estupendos y seguro que no duraron mucho en casa ¿Verdad?

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Mucho? No duraron nada! Son una delicia, todo lo que digan de ellos se queda corto!
      Yo sabiendo que triunfan tanto, los haré de año en eño o más, que ya tengo los michelines excesivamente pronunciados... jajaja
      Muchas gracias, preciosa!
      Besotes

      Eliminar
  4. uff hace un montón que no los hago ,y a sido ver los tuyos y me han entrado unas ganas de comer uno...
    te han quedado estupendos
    bs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapisima!
      A nosotros en casa también nos gustaron un montón, y aunque hace poquito que los comimos estoy deseándo volver a hacerlos, aunque, por el bien de mis michelines, será mejor que tarde más tiempo.... jajaja
      Besos

      Eliminar
  5. Quedo súper chulo.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  6. Andrea, tengo muchas ganas desde hace tiempo de probar estos rollitos de canela, asi que anotare tu receta.
    Un saludo.
    Natalia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si de verdad los haces y te apetece enseñarme el resultado puedes dejarme una foto en la fanpage de facebook!
      Muackk

      Eliminar

¿Quieres preguntarme algo o dejarme algún comentario? ¡Éste es el lugar!
¿Tienes alguna duda, consulta o sugerencia? Puedes hacerlo en cualquiera de mis redes sociales: google+, facebook y twitter.
Me encantará leerte, y te responderé lo antes posible.

Muchas gracias por visitarme! :)

© Andreíta come de todo

Diseñado por: Patricia Becerra -Las Cosas de mi Cocina-